Búzios Turística e Inteligente

Esta ciudad turística situada el este de Río de Janeiro es también conocida, no solo por sus playas, sino también por ser la primera Smart City de América Latina. Búzios es un municipio de 28.000 habitantes en el que se está desarrollando de mano de Endesa un proyecto basado en una red de distribución eléctrica inteligente (Smart Grid) que permitirá gestionar de manera más sostenible la energía. El proyecto empezó en noviembre de 2011.

smartcity-buzios-cocheelectricoEl plan, que se conoce como Cidade Inteligente Búzios, comprende la instalación de pequeños generadores de energía renovable (eólica y solar) en parques y techos de la ciudad, y la automatización de las líneas de transmisión, a fin de que sean capaces de aprovechar la energía procedente de estas nuevas fuentes. El programa comprende también la instalación de telecontadores digitales en oficinas, tiendas, hoteles y hogares, la utilización de lámparas LED en el alumbrado público, la colocación de puntos de recarga rápida para vehículos eléctricos y la puesta en marcha de medidas de eficiencia energética en los edificios públicos, como principales iniciativas.

Cidade Inteligente Búzios tiene como objetivo promover el consumo inteligente y contribuir a la reducción de emisiones de CO2

Con el centro de control ya inaugurado, los responsables del proyecto esperan que el uso de esta tecnología incentive a los usuarios a mejorar sus hábitos de consumo, ya que, por ejemplo, gracias a los telecontadores, un cliente podrá conectarse y desconectarse al sistema en función de sus necesidades, o subir y bajar la potencia con solo una llamada telefónica.

Este modelo también considera la nueva figura del agregador de carga, cuya tarea consistirá en gestionar la energía de un barrio o grupo de clientes. Así, por ejemplo, si en un momento dado el agregador detecta una oferta en la tarifa, podrá subir la calefacción de sus usuarios dentro del rango de temperatura establecido por ellos mismos. Este papel podrá ser asumido por cualquier empresa usuaria del sistema, desde un supermercado hasta un hotel.

El modelo de distribución eléctrica tradicional se basa en el tiempo de consumo. El usuario paga un sobreprecio por la energía suministrada durante las horas pico. Pero si este fuera capaz de controlar de forma telemática el consumo de su hogar o empresa, podría concentrarlo en las horas valle. Y si como consecuencia de ello la demanda bajase en las horas pico, la distribuidora perdería menos energía durante la transmisión. Esto es lo que hace posible una tecnología como la que se está desplegando en Búzios. Allí, el nuevo modelo de fijación de precios basado en la demanda y la oferta real podría reducir los costes de la electricidad hasta en un 30% para los más de diez mil clientes del municipio.

Endesa está a la cabeza de tres proyectos diferentes de Smart Cities: Málaga, Barcelona y Búzios

Así esta ciudad brasileña contará con vehículos eléctricos, puntos de recarga de energía y una integración bastante interesante de las energías renovables, todo ello sumado a la apuesta decidida por la eficiencia energética.

Comentarios